• Nuevo
Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
search
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria
  • Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria

Mancerina cerámica siglo XVIII de Almazán Soria

DATACIÓN Siglo XVIII
MEDIDAS Diámetro: 14 cm / Altura: 3 cm 
ICONOGRAFÍA Flores, pájaro y mistos
PRODUCCIÓN
Almazán (Soria)
 SERIE Serie de "mistos"
 CATALOGACIÓN  Marzo de 2024 - Guillermo Gómez Modamio - Pieza de alto valor cultural
  Seguridad de compra

Garantía de autenticidad. Pieza original y antigua con Certificado COA.

  Entrega asegurada

Productos perfectamente embalados y entrega por agencia urgente

  Registrate para comprar

Compra con discreción. Tasación de expertos

Mancerina de "mistos" cerámica de Almazán

Mancerina redonda, depósito cilíndrico rehundido muy desarrollado, de fondo plano y paredes rectas con pequeño anillo para apoyar la jícara, ala inclinada plana. Base circular de solero plano.
Anverso: esmalte blanco, con decoración pintada a pincel en azul. Destacan dos aves paseriformes posadas sobre flores desde las que se desarrollan "mistos". En el ala, en los extremos, junto al pocillo y al labio, decoración vegetal de tres flores de cuatro pétalos con "mistos", alternadas con motivos geométricos de cruces o aspas con puntos en los ángulos

Marcas de atifles en ala, y de torno en el interior del depósito.
Reverso: igual esmalte blanco, sin decoración. Marcas de torno.

Pequeña perforación en el ala para colgar

 La jícara y mancerina para tomar chocolate en el siglo XVIII

Se considera un invento español el diseño de un juego de cerámica de dos piezas compuesto por la mancerina o platillo con hueco central para apoyar el vaso, jícara, que contenía el chocolate caliente. De esta forma el comensal podía sujetar la mancerina sin quemarse la mano y mantener el chocolate caliente el suficiente tiempo como para degustarlo. Además, el espacio del ala de la mancerina alrededor, que servía como acomodo de los bizcochos, bollos o dulces que acompañaban siempre a una buena merienda con chocolate.

La mancerina fue una pieza de vajilla imprescindible en las casas españolas adineradas o burguesas desde el siglo XVIII hasta principios del XX y su misión no era otra que la de hacer más cómoda la degustación del chocolate a la taza según una moda traída de América en la cual los vasos para el chocolate no tenían asas. La nueva moda del café sustituyo al chocolate a lo largo del siglo XIX y la mancerina quedó en desuso y dejó de fabricarse a mediados del XIX.

 

Errores de atribución de la cerámica de Almazán a Villafeliche

 En el siglo XVIII se desarrolla en Almazán una decoración de carácter barroco realizada en claroscuro azul o en solo manganeso, influenciada sin duda por las cerámicas monocromas de Liguria (Génova, Savona y Albisola), quizás a través de los alfares aragoneses de Muel y Teruel. En todo el siglo XVII en Muel se había documentado la llegada de vajilleros y mercaderes de esta zona de Italia; incluso en Zaragoza, a partir del segundo cuarto del siglo XVII, se documentan miembros familias de ceramistas de Albisola de los Conrado y Grosso.

En Almazán esta influencia da lugar tanto a repertorios decorativos de carácter naturalista y pictórico, como a combinaciones de elementos más esquemáticos, como los mistos, o motivos vegetales como geométricos parecen una degeneración o evolución hacia lo esquemático de los pequeños insectos que abundaban en los fondos de las piezas traídas desde China o las imitadas en centros europeos como Savona, Delft, Lisboa o Talavera.


Esta tipología de mancerina que se fabricaba a juego con la jícara destinada a degustar el chocolate, es una forma común o popular, con depósito o pocillo bajo y amplia ala frente a los modelos más finos tomados de la platería. Su forma y decoración es la propia de Almazán ya que las encontradas en Villafeliche son muy diferentes en forma y decoración. Aunque el alfar de Almazán trabaja con una pasta gruesa como esta, existen grupos o series muy decoradas al gusto barroco que denotan cierta fineza. Los "mistos" de Almazán, motivo decorativo característico

Investigaciones recientes han rescatado los restos de alfar de los hornos del siglo XVII de la localidad de Almazán, en los cuales se ha documentado abundante loza con decoración de "mistos" y plantones. Gracias a este típico motivo decorativo podemos atribuir estas cerámicas a la producción de Almazán.

La serie más elaborada y representativa es la que se decora con estas ramas similares a cerillas denominadas "mistos". En las excavaciones arqueológicas de los restos de alfar y testares ubicados junto a las murallas de la villa soriana de Almazán, se han documentado abundantes fragmentos de platos cuencos y jarras decorados con la serie tricolor parecida a la de Talavera pero con características propias reconocibles.

Este plato es una variante de esta serie azul en la cual la decoración es muy cuidada y elaborada. Las pinceladas están trazadas par para perfilar con trazo grueso, después con trazos gruesos superpuestos se realiza el relleno y por último, trazos finos forman los tallos de los "mistos" que son rematados con largos trazos gruesos. Algunos puntos finos completan el relleno entre los "mistos". La combinación de pincel fino y grueso demuestra una gran maestría del pintor, similar a los trabajos coetáneos de Talavera.

En esta imagen se puede observar la belleza del ave, con forma de pájaro, similar a un tordo u oropéndola. Aves similares son frecuentes en la vajilla de Almazán y también en su loza de farmacia.

En nuestra colección se conservan otras piezas similares en color morado de manganeso

Antigüedad valiosa para colección. Siglo XVIII - Loza de Almazán

Como puede comprobarse en esta pieza, la loza decorada en la paleta azul de Almazán en el siglo XVIII cuando este alfar alcanzó la misma calidad artística y decorativa que la contemporánea loza de Talavera y Puente del Arzobispo. Influencias mutuas se establecieron entre Almazán y los talleres cerámicos toledanos. Mientras que Talavera abastecía a la corte de Madrid y grandes centros monásticos como el Escorial, Almazán, desde Soria, abastecía a los mercados locales de todo el Norte del Reino de Castilla.

Buen estado de conservación, completa y todo original. En el borde tiene ligeras restauraciones que no afectan ala pintura. Dos pelos son visibles por el reverso

Leves roces en los bordes, la pieza mantiene la viveza de los colores y el fondo blanco es de buena calidad.
 

La loza de Almazán es conocida por multitud de referencias históricas que ensalzan la abundancia y calidad de la loza fina elaborada en esta localidad junto al Duero. En el siglo XVII y XVIII producían en cantidad suficiente para abastecer de loza al entorno cercano y seguramente para comerciar en toda la región de la meseta norte castellana.

Catalogación elaborada por el historiador Guillermo Gómez Modamio  -   15/3/2024

Pieza histórica de la cerámica de Almazán Soria

Ficha técnica

Color
Azul Cobalto
Fondo
Blanco estannífero
Forma
Mancerina
SIGLO
XVIII

Envía una pregunta a la tienda si tienes dudas antes de comprar este artículo.


Consulta sobre el producto

*Campos Requeridos -- Al pulsar ENVIAR el vendedor de esta pieza antigua recibirá un mensaje y en breve te responderá resolviendo cualquier duda ++ Si quieres comprar directamente tienes que registrarte em INICIAR SESIÓN y luego podrás pagar y recibir el paquete.

También podría interesarle

chat Comentarios (0)
No hay reseñas de clientes en este momento.