Cerámica de Villafeliche

 

La loza de Villafeliche (Zaragoza)

Villafeliche, municipio de la provincia de Zaragoza, fue un gran centro productor de loza blanca en los siglos XVII y XVIII. Tenemos constancia de estas producciones que abastecieron principalmente al merado local aragonés.

La producción de Villafeliche es coetánea a la de Muel, Morata de Jalón, Teruel y a la de la cercana localidad soriana de Almazán. Estos cinco centros productores fabricaron cerámica con vidriado blanco imitando a la de Talavera, denominada en la época como loza fina o contrahecha de Talavera. Numerosas piezas salidas de los alfares de Villafeliche pueden resultar en la actualidad externamente indistinguibles de las talaveranas o de otras contrahechas, pero algunas series son originales y propias de este pueblo del valle del Río Jiloca.

Las decoraciones de la cerámica antigua de Villafeliche se realizaron tanto en monocromo azul sobre esmalte blanco como en policromía combinando verde, amarillo o naranja, azul y morado. En Villafeliche se fabricaron multitud de series y variaciones de lozas imitación de Talavera, entre las que destaca abundante producción de la serie tricolor (naranja, azul y negro) y también variaciones del tricolor en las cuales se añade frecuentemente el verde suave sustituyendo al rayado naranja.

Además de la adopción directa de motivos propios de la cerámica de Talavera, como la llamada "cenefa castellana", en estas series de Villafeliche las relaciones con los talleres talaveranos se advierten más en la manera de rellenar de color sólo la mitad de los motivos como en las series de "rayado naranja", o en la distribución de la decoración en esquemas centralizados, concentrando los motivos en dos franjas (centro y ala) separadas por un espacio en blanco.

plato villafeliche museo mistos

Imagen 1: Estos platos conservados en el Museo Nacional de Artes Decorativas corresponden a tres de las series decortivas atribuidas a Villafeliche y confirmadas por restos de alfar y las pilas bautismales aragonesas


*** Todas las imágenes de este artículo corresponden a decoraciones de cerámicas que se atribuyen a Villafeliche con alta probabilidad, no incluimos las imágenes de atribucione serróneas o poco probables.


Problema para identificar correctamente la Loza de Villafeliche

Identificar con precisión que producciones salieron de los alfares de Villafeliche y cuales de los citados centros alfareros cercanos es una labor difícil en todo caso y puede inducir a numerosos errores. En el caso de las imitaciones de la serie tricolor, hay constancia de la abundante producción en Villafeliche, pero sin embargo, en los catálogos y colecciones siempre son atribuidas a Talavera. Ademas las producciones tricolor del XVII salidas de alfares de Almazán, Muel o Morata de Jalón son formalmente iguales y llevan casi idénticas decoraciones.

Producción en Villafeliche de Contrahechas de Talavera que siempre se cataloga como Talaverana

Por nuestra parte no estamos de acuerdo con usar únicamente argumentos estilísticos en base a grados de calidad en los acabados o a la técnica pictórica. Cestos criterios erróneos son usados frecuentemente por numerosos catálogos de exposiciones y museos según los cuales las producciones de alta calidad se atribuyen a Talavera y las de menos calidad o técnica menos perfecta son de Villafeliche. En primer lugar piezas de calidad se fabricaron fuera de Talavera y al tiempo algunas atribuidas actualmente a Villafeliche pueden ser de Almazán, Muel o de otros alfares de contrahechas talaveranas.

Es necesario reseñar que la atribución de cerámica de Villafeliche ha sido usada frecuentemente como “un cajón de sastre” donde se ha colocado toda la loza del siglo XVII que imita a Talavera o se parece en algo a otras cerámicas aragonesas. Muchas cerámicas atribuidas a Villafeliche no lo son realmente, y en el mejor catálogo de cerámica aragonesa publicado hasta la fecha por Alvaro Zamora, M.I. las imágenes gráficas de cerámicas atribuidas a Villafeliche pueden ser en un 50% de otras localidades. Caso llamativo son los alfares de Almazán y Hellín cuyas producciones de han atribuido a Villafeliche, sin pararse a estudiar o definir su origen real en la periferia de Aragón.

Alfares poco estudiados cuya producción se atribuye erróneamente a Villafeliche

Si partimos de que la tradición alfarera de todos los talleres aragoneses comparten características e influencias comunes y añadimos que todos interpretan y copian a Talavera, al igual que hacen centros castellanos como Almazán, Valaldolid, Hellín y también Logroño, podemos entender que piezas similares se fabricaron en todos ellos. Pero a su vez cada taller tuvo una personalidad propia y una evolución particular que hace que algunas series sean particulares y únicas de cada uno de ellos. Por lo tanto es necesario corregir las catalogaciones erróneas y encajar cada serie en los talleres que tienen más pruebas y argumentos científicos. Cualquier cenefa o serie que pueda atribuirse a un taller en concreto puede ser base a precisar y aumentar la probabilidad de las atribuciones, mientras que otras series deben dejarse “sin atribuir” en espera de más pruebas.

En el caso de los Alfares de Hellín y Almazán, publicaciones recientes han demostrado que numerosas series y piezas atribuidas en los colecciones a Villafeliche, en realidad no lo son y deben revisarse para otorgarlas una atribución más probable a Estos dos talleres de Albacete y Soria respectivamente.

En el caso de Almazán las pruebas de los restos de alfar han permitido determinar que la serie del Plantón o palmeta del siglo XVIII se produjo abundantemente en Almazán y quizás en en exclusiva en este alfar soriano, ya que es el único que hay constancia de que la produjo, aunque en el pasado se creía una serie propia de Villafeliche, quizás por una confusión con la decoración de 2mistos”.

Un estudio concluyente de la mineralogía particular (Rovira 2016), ha demostrado que la cerámica de Villafeliche es susceptible de ser diferenciada por técnicas analíticas como la difracción de rayos X y que las muestras de Hellín y también las de Villafeliche presentan una mineralogía particular que podría permitir su identificación con un grado de fiabilidad aceptable para permitir precisar en un futuro que series son de Villafeliche y cuales de otros alfares coetaneos.

Series propias de Villafeliche, testares e iglesias

Por el momento, los únicos argumentos fiables que tenemos para atribuir algunas series decorativas con mayor probabilidad a Villafeliche y no a otro taller son las siguientes:

  • Restos de alfar, los fragmentos de cerámica desechada en los testares o amontonamientos junto a los hornos de Villafeliche. (imagen 2)

  • Pilas bautismales, vajillas parroquiales y monásticas conservadas en iglesias del entorno cercano de la provincia de Zaragoza. (imagen 3)

CERAMICA VILLAFELICHE RESTOS ALFAR

Imagen 2: restos de Alfar de los hornos de Villafeliche. Documentan la asignación segura de imitaciones contrahechas de la serie tricolor, de buena calidad además de serie de helechos en azul y verde, variante de la cenefa castellana en verde azul y negro; y vegetales de hojas carnosas en azul verde y negro.


Por desgracia los restos de alfar conservados son escasos, a pesar de antiguas excavaciones arqueológicas recogieron abundante material los fragmentos depositados en museos son pocos.

En este caso el libro de Alvaro Zamora, M.I si que aporta una información fiable para definir 4 series que sí tienen pruebas de su atribución a Villafeliche, ya que incluye algunas reproducciones gráficas de restos de alfar de Villafeliche que son las únicas que podemos utilizar para atribuir estas decoraciones a la vega del Jiloca.

  1. Serie tricolor con cenefa castellana y flores esquemáticas en el centro rodeadas de círculo azul. Imitación idéntica a la serie tricolor de Talavera. Además de variante de la cenefa castellana que sustituye el naranja por el verde. (imagen 2)

  2. Ramos de helechos en Azul y verde. (imagen 2)

  3. Flores o palmetas carnosas en azul y verde perfiladas en negro. Imitación de los vegetales de la serie tricolor talaverana pero sustituyendo el rayado naranja por un verde claro.

  4. Serie de “mistos” A través de las pilas bautismales podemos confirmar otra serie propia de Villafeliche. Este motivo similar cerilla, dispuestas en hileras, con frecuencia acompaña a flores de alcachofa y flores de rostro humano. (imagen 1, y 3)

Pilas bautismales atribuidas a Villafeliche por localizarse en iglesias zaragozanas cercanas. Una es de la serie de helechos en azul y verde, muy representativa de Villafeliche y la otra lleva decoración de "mistos" en negro y naranja

En el siglo XVIII se desarrolla en Aragón una decoración de carácter barroco realizada en claroscuro azul, e influenciada sin duda por las cerámicas monocromas de Liguria (Génova, Savona y Albisola). En todo el siglo XVII en Muel se había documentado la llegada de vajilleros y mercaderes de esta zona de Italia; incluso en Zaragoza, a partir del segundo cuarto del siglo XVII, se documentan miembros familias de ceramistas de Albisola de los Conrado y Grosso.
En Villafeliche esta influencia da lugar tanto a
repertorios decorativos de carácter naturalista y pictórico, como a combinaciones de elementos más esquemáticos, como los árboles esponjados, los motivos de inspiración oriental, o una gran variedad de temas vegetales de diferente naturalismo y tamaño.
Es común la combinación de figuras arquitectónicas, animales o humanas esquemáticas, con elementos de gran tamaño sobre finos tallos como capullos y flores, y otros menudos como los denominados
"mistos" (se pueden asemejar a una cerilla), hojas y puntos, que rellenan los espacios vacíos dotando a la decoración de cierto abigarramiento (ÁLVARO ZAMORA, Mª Isabel, 2002, pp. 170-195).

En el siglo XVIII, numerososs albarelos de villafeliche y orzas de farmacia atribuidos a Villafeliche llevan decoraciones en azul de "mistos" y águilas de dos cabezas sujetando la cartela para inscripción. Esta misma decoración se ve en platos de gran belleza decorativa barroca con tendencia al horror vacuii.
ceramica villafeliche pila bautismal aragon

Imagen 3: pilan bautismales de dos iglesias cercanas a Villafeliche que documentan la serie de helechos y la de "mismtos"


BIBLIOGRAFÍA

- ÁLVARO ZAMORA, Mª Isabel (1999): Cerámica Aragonesa, vol. III. Ibercaja, Zaragoza, 2002
- ROVIRA ANGLADA, J.M. (Et alii) (2016): LA CERÁMICA DE HELLÍN Composición y mineralogía de sus pastas INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN MANUEL” EXCMA. DIPUTACIÓN DE ALBACETE Serie I· Estudios· Número 227 Albacete, 2016

▷  Cerámica de Villafeliche【TALAVERA 16 】

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés