Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
search
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII
  • Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII

Cerámica española polícroma con Garza Talavera siglo XVIII

DATACIÓN Siglo XVII - XVIII
MEDIDAS Diámetro: 30,5 cm / Altura: 12 cm 
ICONOGRAFÍA Garza en un bosque frondoso
PRODUCCIÓN
Talavera de la Reina o Puente del Arzobispo
   

  Cuenco de gran tamaño cerámica de Talavera del siglo XVIII

Fondo blanco de calidad, colores bien trabajados al mejor estilo polícromo de Talavera permiten atribuir esta pieza a una época en la que se trataba con esmero la pintura políicroma de la loza de Talavera, entre finales dle siglo XVII y comienzo dle XVIII.

La serie polícroma de Talavera alcanzó gran difusión y a lo largo del siglo XVIII y se crearon piezas cada vez más sencillas y populares. Estas piezas se imitaron en los talleres de Puente del Arzobispo creando piezas muy similares en ambas localidades toledanas.

Este cuenco es un ejemplo de esta serie polícroma popular que combina 5 colores: manganeso, azul cobalto, verde, amarillo y naranja para representar una escena simbólica de de una cigüeña negra en un bosque con pinos y arbustos.

La escena es muy similar a las escenas de zancudas simbólicas del siglo XVI y XVII.

Arte antiguo, pieza de museo con más de 300 años de antigüedad se conserva completo, y presenta una decoración pictórica excepcional, realizado por la mano de un artista de comienzo del siglo XVIII.

Imagen de cigüeña en actitud de caza, la cigúeña y también otras zancudas son aves devoradoras de serpientes, por este motivo tienen en la pintura y la cerámic aun significado simbólico relacionado con la Virgen María ya que se les supone el poder de eliminar el pecado representado por la serpiente. Antigüedad y buena conservación

Sorprende por su gran tamaño, es un cuenco de de mas de 30 cm de diámetro, con un sólido pie anillado.

Fondo de esmalte blanco, estannífero,

Decoración: en el centro hay una escena de una garza o cigüeña pintada con técnica del claroscuro, jugando con distintas tonalidades de color se consigue un cierto volumen en las figuras.

Vegetación: la escena se rodea a los lados con abundante vegetación de arbustos y un árbol a cada lado similar a un esbelto y retorcido pino. Esta vegetación se repite al exterior del cuenco donde hay una cenefa de motivos vegetales también con los cuatro colores.

 Decoración simbólica cigúeña o garza devoradora de serpientes


En esta ocasión la cigúeña negra representada no tiene en el pico una serpiente como en escenas de cerámicas talaverans más antiguas, pero la simbología puede ser la misma. En la Contrarreforma y el Barroco los ataques a María fueron uno de los temas básicos de los reformistas, consideraban que el culto a las estatuas y las reliquias era idolatría y violación del segundo mandamiento, y la adoración a la Virgen María y a la cruz fueron objeto de su rechazo como prácticas tomadas del paganismo y ajenas a las Santas Escrituras. La Iglesia católica reaccionó y presentó a la Virgen María como modelo de todas las gracias y virtudes, no sólo divinas sino humanas. En el Barroco surge la figura de la “Inmaculada Concepción”. Este tema aparece en cerámicas y azulejos talaveranos. En cuanto a las representaciones simbólicas son muchas las que sustituyen a la imagen de María. Los animales más característicos son la abeja (se creía en la partenogénesis), las golondrinas (símbolo de la esperanza en los buenos días), la cigüeña (gran devoradora de serpientes), el armiño y la paloma (pureza). En cuanto a las flores son el lirio y la azucena (pureza), las rosas (belleza) y las violetas (humildad).

Antigüedad valiosa para colección. Siglo XVIII

Este enorme cuenco de alta calidad y antigüedad ha sido considerado como una pieza de museo. Se conserva completo, sin ningún daño o desgaste y la policromía mantiene la viveza de los colores y brillos metálicos del manganeso

Ficha técnica

Color
Amarillo
Azul Cobalto
Naranja Ocre
Negro Manganeso
Verde
Fondo
Blanco estannífero
Forma
Cuenco
SIGLO
XVII
XVIII

También podría interesarle

chat Comentarios (1)
Calificación